Blogia
Luis Agüero Wagner

NULA CREDIBILIDAD DE FERNANDO LUGO

NULA CREDIBILIDAD DE FERNANDO LUGO


Honestidad y credibilidad son la misma cosa (Antonio Barrena). Cuenta la historia que en el Concilio de Nicea, año 325, se decretó que una vez ordenados, los sacerdotes no podían casarse. La regla, obviamente, tuvo muchas excepciones, al punto que en el año 1045 el mismo Papa Bonifacio IX se dispensó a sí mismo del celibato y renunció al papado para contraer matrimonio.
Se habla de muchos argumentos para que la Iglesia Latina llegase a optar de manera definitiva por sacerdotes no casados. Destaca una relajación en los hábitos sexuales de los sacerdotes que intentaron regularse en los concilios de Maguncia y Augsburgo, así como se asegura que durante el Concilio de Constanza (1414-1418), 700 mujeres públicas asistieron para atender sexualmente a los obispos participantes, entre los cuales evidentemente había muchos de costumbres análogas a las del clérigo-presidente Fernando Lugo.
El celibato sacerdotal obligatorio ha tenido múltiples críticas, así como numerosos defensores. Sus más drásticos críticos lo ven como causante de abusos sexuales por parte de sacerdotes que no están preparados para asumir tan difícil obligación, mientras para sus defensores se trata de una mirada desde el psicoanálisis de Freud que reduce todo al plano de los instintos sin tener en cuenta la opción espiritual.
De ello dice el teólogo Joan Baptista Torelló:
El celibato facilita la unidad de vida, que es la base de la santidad cristiana, desmitifica la absolutización de la teoría de la complementariedad de los sexos, abre el corazón a todas las personas sin excepción, exige y concreta la ascética diaria, sin la cual la unión con Dios en la tierra es imposible, y hace del sacerdote un testigo y un indicador cabal de la vida eterna, en la que "nadie se casa ni es dado en matrimonio"
Con el correr de los siglos, sin embargo, el celibato pasó a ser elemento inherente de la ética del sacerdote católico, al punto que bastaba conocer de un infractor para perderle inmediatamente el respeto.
Dicen que el no comulgar con las propias ideas en perder la propia credibilidad, y tal parece ser el fenómeno que se manifiesta con el cura con hijos y presidente de Paraguay, Fernando Lugo.
Víctima de un autismo político sin ejemplar, el cura con hijos sigue intentando representar su rol en el circo de los manipuladores obscenos de la simbología religiosa en la política, fingiendo no saber el grave daño que ha causado a la investidura presidencial del Paraguay con su escandalosa inconducta y sus bochornos.
Bastan unas pocas notas al respecto aparecidas en la prensa internacional para dimensionarlo. MENOS CREÍBLES QUE LUGO
Hace unos meses el equipo de fútbol argentino River Plate disputó un partido de fútbol en Asunción, que le costó su eliminación de la Copa Libertadores de América, uno de los eventos deportivos màs importantes del subcontinente. Los aficionados al club argentino no se creyeron la actitud de los deportistas de su equipo, quienes con la cabeza gacha aparentaban congoja por el revés, y no encontraron mejor encabezado para una nota al respecto que el titular “Menos creíbles que Lugo”, en alusión a nuestro héroe el cura con hijos. La ironía futbolera es elocuente, y mayores explicaciones del alcance del paralelismo estarían demàs.

UNA IMAGEN OBSCENA

“A mi edad y con todo lo que he visto y oído en mi vida, pensaba que ya no iba a escandalizarme por nada. Pero como dice James Bond: “Nunca digas nunca”. He encontrado en Internet una imagen que me ha escandalizado por obscena. Se trata de una fotografía en la que aparece un hombre en traje de baño, semisumergido en un jacuzzi. Por el lado izquierdo, aparece la mano de una mujer que le ofrece una fuente con empanaditas y croquetas. El hombre estira una mano para servirse”
El párrafo pertenece a un artículo publicado por el escritor Jesús Ruiz Nestosa, paraguayo residente en España, en alusión a una indecorosa fotografía de Fernando Lugo desnudo en su jacuzzi, publicada meses atrás en la prensa internacional. Las palabras del escritor son categóricas con respecto a este papelón:“Cuando fue investido presidente de la República, se presentó vistiendo sandalias, pantalón negro y una camisa blanca de cuello abierto, sin corbata, fuera del pantalón, como muestra de la humildad y pobreza con que gobernaría. Olvidaba que en ese momento simbólico estaba recibiendo los signos de la dignidad más alta a la que puede aspirar todo ciudadano de la República. Nos estaba faltando el respeto a todos y estaba faltando el respeto a nuestras instituciones democráticas”.

LOS TESTÍCULOS DE FERNANDO LUGO

A Fernando Lugo no pareció importarle en su momento la suerte de esas dos mujeres y de sus hijos. No sólo no reconoció su paternidad, sino que la ocultó y ni siquiera les pasaba dinero o ayuda a las madres.
Al ahora presidente de Paraguay no pareció importarle demasiado que esas dos mujeres, casi niñas, criaran solas a sus hijos, ni le importó tampoco que esos niños crecieran en la miseria.
Mientras, él seguía hablando de igualdad y de justicia.
El lapidario párrafo describe con crudeza la duda que asalta a la gran mayoría de quienes siguieron al “fenómeno político” Fernando Lugo.
¿Podría hacerse responsable de los destinos de un pueblo quien ni siquiera pudo hacerse responsable de sus hijos?
¿Podría profesar algún respecto hacia las instituciones quien no respetó a la más antigua, extendida y sacralizada por sus integrantes, como la iglesia católica?

LA DUDA METÓDICA

Desafiar a los mandones de turno y a las versiones oficiales en un país teñido por las sombras del oscurantismo y la superstición, nunca fue tarea fácil en ningún tiempo.
Quienes siempre dudamos de la honorabilidad de un cura manipulador, que utilizaba la simbología religiosa para trascender políticamente, en ancas del pensamiento mágico, el machismo y la tradición autoritaria de un pueblo iletrado, hoy más que nunca estamos satisfechos de haber expresado nuestras reservas con respecto a este personaje, definitivamente desenmascarado como un gran embaucador ensotanado.
Eso mal que les pese a los teóricos de la abyección mediatizada, y a la retórica amoral de los justificadores, y promotores del discurso que promueve la aceptación social del estupro, la violación y la pederastia en una sociedad que se pretende moderna.
Como lo expresó alguien en la web: Hay más fe en una honrada duda, creedme, que en la mitad de las creencias.

ADVERTENCIA: LAS SIETE MENTIRAS CAPITALES DEL CURA CON HIJOS

A propósito, aunque muchas veces los hombres no son lo que aparentan, puede decirse que los secretos que Fernando Lugo se traía escondidos bajo la sotana han superado todas las expectativas. Al respecto, nunca está demás poner los puntos sobre las íes cuando se trata de personajes sin acción ni realidad consecuente detrás del gesto y la palabra, y que además –como en el caso puntual de Lugo- contaron con la condescendencia y complicidad de los medios para engañar al electorado paraguayo y a la opinión pública internacional. Sobre el punto, estas siete mentiras capitales sobre el fraudulento “obispo de los pobres” :


1- Fernando Lugo: Referente de la Teología de la Liberación enfrentado a la Iglesia Católica.

Presentar a Fernando Lugo como partidario de la Teología de la Liberación fue una de las grandes falacias luguistas, dado que en realidad nuestro héroe había sido expulsado de la iglesia por inconducta y no por motivos ideológicos, como se publicitó sin explicar jamás como un partidario del satanizado Leonardo Boff llegó a obispo.

2- Asceta y monje que renunció a su iglesia por la patria

Fernando Lugo ya se había retirado del servicio activo en la iglesia, por los motivos explicados en el punto 1, y llevaba el título de Obispo Emérito, es decir, jubilado. Desocupado y sin perspectivas de futuro, el azar y la corta perspectiva de la oposición paraguaya lo puso como orador en una manifestación contra el gobierno de Nicanor Duarte Frutos, iniciándo a partir de entonces una insólita y delirante carrera a la presidencia que entre otras cosas, pasó por encima de la constitución nacional del pais, que prohibía expresamente la candidatura de ministros religiosos.

3- Integrante de la izquierda bolivariana y anti-imperialista

Si Fernando Lugo es un “bolivariano”, posee una licencia especial, no hay ninguna duda. Vuela en helicóptero con al embajadora norteamericana supervisando la destrucción de cultivos de cannabis en el marco de la política impuesta desde Washington contra esta planta medicinal, de consumo legalizado en Holanda y otros países más desarrollados. También acude a visitar en Washington a uno de sus principales financistas, donaciones de USAID a ONGs mediante, George W. Bush. Solicita asistencia anti-terrorista al mismo Alvaro Uribe, a quien defiende en foros internacionales, se abraza con Felipe Calderón, Roger Noriega y James Cason, promueve un desenfrenado neoliberalismo dependiente de las directivas del FMI y el BID, y se sumerge en oscuros negociados inmobiliarios y quinieleros.


4- Numen de Moralidad y personaje impoluto

La temprana polémica desatada en torno a las mutuas acusaciones de realizar orgías, entre la oposición y el entorno del obispo Fernando Lugo, inauguró una larga serie de bochornos que penosamente ha venido sorteando el gobierno arzobispal de Paraguay, que encabeza este falso referente moral, hoy también acusado de propiciar el terrorismo.
"Benítez tuvo 60 años de orgías" repondió entonces en el diario La Nación La Nación el secretario de emergencias y favorito del clérigo-presidente Camilo Soares, al senador opositor Rogelio Benítez, quien lanzó las acusaciones de que el obispo Fernando Lugo preparaba una sede para sus orgías en una paradisíaca isla en Encarnación.
“Yo no sé qué es lo que le mueve a Rogelio Benítez, envidia o qué cosa es, pero bueno, Rogelio Benítez tuvo 60 años de orgía, él y su antepasados. Entonces, creo que es un goloso, con 60 años no se conforma” dijo Soares, un habitué de las discotecas gay que poco tiempo antes fue fotografiado en uno de estos lugares con el afamado travesti "Electra".
Las declaraciones del senador Benítez desataron la primera tormenta política en el seno del gobierno, hoy acosado por escándalos de corrupción y denuncias de favores a los amigos del entorno presidencial. "Yo le pediría que regule sus declaraciones en horario de protección al menor", dijo también el pudoroso amigo del travesti Electra Camilo Soares, según la prensa de entonces.
El siguiente escándalo que sacudió al gobierno de Fernando Lugo, y que lo consagró como un consumado mentiroso, e incapaz de cumplir con sus compromisos asumidos ante las instituciones (en ese caso, la iglesia católica), fue la revelación de que siendo obispo había dejado embarazada a la jovencita Viviana Carrillo. Posteriormente se supo que había iniciado la relación cuando ésta era menor de edad.
Poco después, una segunda mujer llamada Benigna Leguizamòn también reclamò judicialmente a Fernando Lugo que reconozca la paternidad de otro de sus hijos, acusándolo además de haberlo golpeado de manera miserable.



5- Luchador contra la corrupción.

Si los escándalos de connotaciones sexuales dejaron atónita a la ciudadanìa, nadie se imaginó que paralelamente, la corrupción en la administración del "obispo de los pobres" Fernando Lugo iría a superar a sus inspiradores, los gobiernos colorados. La realidad, evidentemente, ha superado a la ilusión.
Pronto se vio que no todo sería trigo limpio en el gobierno luguista. Uno de los primeros se desató cuando se descubrió que había designado jefe de inteligencia de la Fuerza Aérea a un coronel que había sido arrestado y enjuiciado, siendo condenado a cuatro años de cárcel, por tráfico de sustancias tóxicas
La denuncia de que el Indert, instituto abocado a la reforma agraria, iba a pagar tres veces el valor por un inmueble al brasileño Ulises Rodríguez Texeira –unos 31 millones de dólares- en un intento de fraude al estado en el que se involucra a Dionisio Borda, Miguel López Perito y el mismo Fernando Lugo, se sumò a la anterior violación, por parte del gobierno de Lugo, de la Ley 1297/98 que prohíbe la publicidad estatal.

6- Fernando Lugo, un hombre recto y pacífico

Fernando Lugo dista mucho de ser un hombre de rectitud y pacifismo a toda prueba, como pretenden sus publicistas. Las sospechas de su involucramiento en secuestros pesan sobre Fernando Lugo desde que a mediados de febrero del 2005, fue hallado el cadáver de Cecilia Cubas en una fosa de un aguantadero, en una localidad suburbana próxima a Asunción. El hallazgo del cadáver de la secuestrada, una elegante empresaria de 32 años enterrada viva con crueldad por sus captores, conmocionó a la sociedad paraguaya.
El 21 de septiembre del 2004, Cecilia (de 30 años de edad en ese entonces) había sido secuestrada, y aunque su padre, el ex presidente Raúl Cubas pagó un rescate de 800.000 dólares estadounidenses, la mujer fue asesinada y abandonada en la ciudad de Ñemby, una localidad suburbana próxima a la capital paraguaya, Asunción. Cuatro activistas del Partido Patria Libre, incluido uno de los principales líderes, Osmar Martínez, fueron arrestados, acusados y condenados en juicio oral y público por el secuestro y asesinato. Otros implicados que habían huido a países limítrofes fueron extraditados y se encuentran en los umbrales del juicio oral y público.
Esta aparente banda criminal seudo-ideologizada, según pudo comprobarse, formaba parte del entorno del obispo Fernando Lugo, existiendo al respecto pruebas fotográficas, testimonios de allegados y grabaciones de conversaciones vía celular e Internet.
Actualmente se encuentra secuestrado en Paraguay el rico ganadero Fidel Zavala, y uno de los líderes de la banda criminal fue alumno del seminario y monaguillo de Lugo.


7- Predestinado para operar un cambio en la imagen del Paraguay en el mundo.

Como dice un viejo refrán, la moral nace en la mente y muere en la palabra, sobre todo cuando se trata de un cura libertino que si de algo se abstiene, es de predicar con el ejemplo. Un buen ejemplo de cómo dejó a la imagen del país con sus escándalos, puede corroborarse simplemente visitando el sitio web:

http://observadorglobal.com/una-mujer-denuncia-que-fue-violada-por-lugo-n1411.html

Sobre la reacción que sus historias causan en la opinión pública internacional, es recomendable visitar el siguiente video en youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=nuXpN3j5tnM

ADVERTENCIA FINALES A MEDIOS Y COMUNICADORES. Para evitar papelones, al hablar de Fernando Lugo no se debe omitir:


1- Su probado relacionamiento con secuestradores y asesinos, cuyo más sonado golpe fue el secuestro y asesinato de la joven empresaria Cecilia Cubas. Varios de los miembros de dicha banda fueron sus monaguillos y discípulos de seminario.

2 - Su culpabilidad en casos de estupro y acusaciones de violación, cuando mantenìa relaciones con adolescentes indigentes en su obispado y siendo cura, dejando preñadas a varias de ellas de manera absolutamente amoral e irresponsable.

3 - Su vinculacion a feminicidios, como el de la esposa de su íntimo confidente Kencho Rodríguez.

4- La falsedad de su filiación política y de su discurso moralista.

La objetividad y veracidad de la información lo agradecerán.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres