Blogia
Luis Agüero Wagner

FERNANDO LUGO GRAVE EN HOSPITAL DE CÁNCER

FERNANDO LUGO GRAVE EN HOSPITAL DE CÁNCER



La salud del cura Fernando Lugo sigue deteriorándose rápidamente debido a su imprudente negativa a renunciar, para hacer frente al exigente tratamiento de su grave linfoma.

Esta semana debió adelantar su viaje al Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo debido a un agravamiento repentino a raíz de una infección.

El cura se encuentra afectado por un linfoma en fase IV, un estadío en el cual la enfermedad ya es irreversible.

El cura presidente Fernando Lugo llegó ayer a la tarde a São Paulo a bordo de la aeronave del empresario tabacalero brasileño Luis Santi –quien se encuentra radicado en el Paraguay–, con el objetivo de someterse hoy a un control supuestamente "rutinario" por el tratamiento contra el cáncer linfático.

EN EL AVIÓN DE UN TABACALERO

A pesar de sus campañas contra las tabacaleras, Lugo no tiene prejuicios para abordar el avión privado de un tabacalero aunque las fuentes oficiales falseen la información.

Así como dan datos falsos sobre su vuelo, también intentan minimizar la gravedad de su estado de salud.

El despegue se realizó en el Grupo Aerotáctico de la Fuerza Aérea, pero no se permitió a la prensa ingresar a la unidad militar para observar el despegue por temor a que se conozca la matrícula de la aeronave.

Pese a la negativa, se supo que Lugo y miembros de su comitiva viajaron a bordo de un aparato Cessna Citation, matrícula ZP-BZH, que pertenece al brasileño Santi, propietario de la firma Veneto SA, ubicada en el Km. 16 de la Ruta VII “Gaspar Rodríguez de Francia” (Minga Guazú).


Según el portal digital del Gobierno, IPParaguay, el Jefe de Estado partió en vuelo comercial. Sin embargo, fue en una aeronave privada.

SI FALSEAN LA INFORMACIÓN DEL AVIÓN QUE LO TRASLADA, ¿QUIÉN PUEDE CREER LOS REPORTES QUE HACEN DE SU GRAVE ENFERMEDAD?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres